Reforma Electoral

//Reforma Electoral

Reforma Electoral

2020-05-04T15:48:03-05:004 mayo, 2020|Glosario|

Existen visiones distintas sobre las áreas que abarca la reforma electoral. La literatura clásica de las ciencias políticas, de impronta europea y norteamericana, la define como la variación de la fórmula electoral, el umbral, la magnitud de las circunscripciones y el tamaño de las cámaras legislativas. Las concepciones en América Latina ofrecen una perspectiva más amplia. Incorporan aspectos como la reelección, la duración de los mandatos, la cuota de género y la selección de candidatos. Probablemente algunos de estos campos se superponen con la concepción clásica de las reformas políticas. La reforma electoral es el cambio de reglas en el sistema electoral. Pertenecen a esta categoría, entre otros, las características de los organismos electorales, las reglas de la competencia electoral, las modalidades de elección, las características de la emisión del sufragio, los procedimientos y mecanismos de organización técnica y de administración de justicia electoral.

Sin duda, es útil asumir que las reformas políticas y las electorales comparten áreas grises, admitir la dificultad de establecer una definición que trace límites claros, precisos y compartidos por la comunidad académica, y comprender que, en el sentido común de los actores políticos, ambos conceptos son próximos, al menos en un aspecto: toda reforma electoral puede considerarse política, en tanto que la propuesta inversa no es necesariamente cierta. Para esta voz, el concepto “reforma” posee la acepción neutra de cambio, desprovista en sí misma de la valoración positiva del lenguaje cotidiano; a la “contrarreforma” también se le asigna un sentido neutro, sin connotaciones negativas.

Autor: Salvador Romero Ballivián

Definición completa: www.iidh.ed.cr/capel/