Tecnología electoral: un avance para la democracia

//Tecnología electoral: un avance para la democracia

Tecnología electoral: un avance para la democracia

2022-03-21T10:48:50-05:0021 marzo, 2022|Artículo Nacional|

Estamos en la era de la tecnología y todo nuestro entorno está colmado por ella. Esta avalancha también ha llegado al quehacer electoral, y en todos los organismos del mundo las herramientas digitales son cada vez más necesarias para llevar a cabo procesos electorales más transparentes y expeditos, consolidando así la democracia.

Ahora no solo se habla del voto manual, sino también del voto postal, por internet, electrónico; también cómo acelerar la transmisión de resultados y la protección de datos electorales.

En nuestro país esta brecha ha sido difícil de cruzar debido al tradicionalismo de los partidos políticos, que han fomentado mucha desconfianza hacia  estas herramientas. Pero, como en todas partes, lo que empieza, termina y da paso a nuevas realidades.

En El Salvador rompimos esa brecha en las elecciones del 28 de febrero de 2021 y nos propusimos avanzar en los procesos electorales con el uso de la tecnología. ¡Y vaya que lo hicimos bien! Les cuento nuestra experiencia.

 

LA EXPERIENCIA DE EL SALVADOR

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) surge por decreto legislativo de octubre de 1991. Después de ejecutar 29 elecciones, el actual Organismo Colegiado marcó un antes y un después en los procesos electorales de El Salvador con la introducción de un sistema de “tecnología en mesa”, para simplificar el escrutinio y transmisión de resultados preliminares en las pasadas elecciones. Sin duda el TSE logró avances evidentes en transparencia, superó fallas informáticas, conteos prolongados y engorrosos de elecciones anteriores.

Como algo inédito, se incluyó un moderno apoyo tecnológico para facilitar el trabajo de escrutinio en cada una de las 8,451 Juntas Receptoras (JRV), instaladas en los 1,595 centros de votación.

Con el auxilio de un software, desarrollado por el mismo TSE, una computadora portátil, un proyector multimedia, una impresora, un escáner portátil y un modem de comunicación, cada JRV pudo registrar digitalmente a cada uno de sus miembros y vigilantes de partidos políticos, escrutar papeletas y transmitir actas con datos confiables y legibles. Se trata de un sistema que disipa los intentos de fraude, y para efectos de ahorro, quedaron en debido resguardo y mantenimiento, equipos que se volverán a usar en las elecciones programadas para el 2024.

El uso de un proyector permitió a los miembros de mesa guardar el debido distanciamiento para evitar contagios por COVID-19, y así todos constatar la veracidad los datos digitados.

A través de la impresora, las JRV obtuvieron un acta en físico que luego se digitalizó con el uso de un escáner portátil, para su posterior transmisión a un centro de consolidación de datos.

De cada acta impresa se entregó copia a los miembros de mesa, Fiscalía General de la República, y representantes de partidos políticos para certificar la transparencia de los datos.

SISTEMA COMPLEJO

A pesar de ser un país en vías desarrollo, contamos con uno de los sistemas electorales más complejos del mundo, tras la inclusión del voto preferente y el modelo de listas abiertas o voto cruzado, para designar escaños en la Asamblea Legislativa, el Parlamento Centroamericano y la asignación de regidores, bajo un modelo de concejos municipales pluralistas.

Cuando este nuevo Organismo Colegiado asumió funciones, el 1 de agosto de 2019, en vez de amilanarnos por este sistema, complejizado a consecuencia de intromisiones de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia; decidimos impulsar la simplificación de procedimientos con el uso de herramientas informáticas. Muy a pesar de valorar que la Sala de lo Constitucional (periodo 2009-2018) irrespetó la jurisdicción electoral y transgredió el artículo 208 de la Constitución que instituye al TSE como máxima autoridad en materia electoral, decidimos dar operatividad a esas nuevas exigencias, con ingenio y eficacia.

Con un antecedente de escrutinios preliminares manuales extenuantes, sujetos a imprecisiones y al manipuleo de algunos actores interesados; el TSE avanzó en 2021 a un modelo tecnológico que permitió, en menos de diez horas, procesar y transmitir el noventa y cinco por ciento de las actas, con datos claros y precisos. Pasamos de un mecanismo de actas manuscritas, susceptibles de imprecisiones, borrones o tachaduras; a un instrumento automatizado que permitió resultados confiables que, básicamente, no variaron con el procedimiento de escrutinio final.

 

FUERTES ATAQUES

En medio de fuertes críticas, propiciadas por marcadas posturas de desconfianza, fuimos capaces de escrutar en tiempo récord 8,122.536 votos, incluyendo 203,947 votos cruzados y 9,558.233 marcas de preferencia. Hasta último momento hubo fuertes presiones de actores políticos, organizaciones de la sociedad civil, sectores del gobierno y entes externos que abogaban por mantener el sistema tradicional, pero el férreo compromiso con la transparencia y la eficiencia, mantuvo en pie al Organismo Colegiado, con el soporte tecnológico.

Un personal adecuadamente capacitado, aunado al apoyo informático, permitió escrutar votos de forma ágil y transparente y enviar los datos al Centro Nacional de Procesamiento de Resultados Electorales Preliminares (CNPRE), para ser totalizados y difundidos a través de un sitio web, redes sociales y la televisión.

Con certeza puedo decir que trascendimos a un sistema que se ganó los aplausos de misiones de observación electoral, nacional e internacional, que en sus informes destacaron el éxito de nuestro modelo tecnológico de apoyo en mesa, que permitió procesar una de las votaciones más altas de la historia reciente de El Salvador. Cabe mencionar que para las elecciones de 2021 votaron 2,708,030 ciudadanos de un padrón de 5,389,017 electores. Emitió el sufragio, un equivalente al 50.27% del registro electoral; mientras que en las elecciones de 2015 votó el 49.17%; y en 2018, el 46.64%.

 

AVAL DE OBSERVADORES

Para las pasadas elecciones, tuvimos la presencia de más de dos mil observadores nacionales y más de 700 observadores internacionales. Al término de sus misiones, presentaron informes en los que dan sus valoraciones y recomendaciones. Cabe señalar el reconocimiento al uso de la tecnología, aplicada por primera vez en El Salvador.

“La misión reconoce la iniciativa del TSE de valerse de tecnología para facilitar un proceso conocido por su complejidad y reducir las inconsistencias en las actas, de cara al escrutinio definitivo… la misión destaca que la innovación permitió contar con actas de mayor calidad, reduciendo la incidencia de tachones, ilegibilidad”, reza parte del informe presentado por la Organización de Estados Americanos (OEA)[1].

La Unión Europea (UE) también destacó el soporte tecnológico. “La introducción de una nueva tecnología para la gestión de resultados electorales supuso un gran avance. La solución identificada por el TSE respondió bien a las necesidades de hacer que los procedimientos de conteo y escrutinio en un sistema de votación muy complejo fueran manejables, fáciles de usar, seguras contra posibles fraudes, eficientes y transparentes. La aplicación informática fue desarrollada internamente por el TSE y se mantendrá como una inversión tangible para futuras elecciones[2]”.

Los organismos internacionales también destacaron la amplia participación ciudadana en las urnas, la confianza afirmada por el organismo colegiado del TSE y el nivel de organización reflejado durante la jornada eleccionaria.

“La inclusión de los elementos tecnológicos para el escrutinio y transmisión de resultados y la defensa del TSE del sistema, más allá de las críticas oficiales, ha sido una decisión más que correcta, dado que implicó, no solo la mejor, sino que podríamos decir la única forma de llevar delante de manera correcta un escrutinio de la complejidad del salvadoreño”, expuso en su informe el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de la Universidad Católica de Córdoba, Argentina[3].

En su análisis, la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES) valoró como acertada la decisión del Tribunal de apostar al soporte tecnológico. “La introducción de sistema de tecnología en mesa ha resultado acertada y altamente benéfica para el proceso, toda vez que se simplificó significativamente el procedimiento de contabilización de los votos y de las marcas y se eliminaron completamente las inconsistencias de tipo caligráfico y aritmético en la elaboración de las actas de cierre y escrutinio, con lo cual el proceso de escrutinio final se ha podido realizar de una manera más simple y expedita, sin discusiones ni traumatismos para la revisión y aprobación de los resultados[4]”.

Agrega que, “Esta nueva experiencia favorable, digna de ser replicada en otros países de la región, debe ser el impulso para acometer desde ya la planificación y preparación de las elecciones de 2024, las cuales se configuran como el mayor desafío, históricamente hablando, ya que en ellas concurre en una misma fecha, la designación de todas las autoridades que actualmente se eligen mediante el voto popular”.

También organismos de observación nacional emitieron opiniones positivas de la tecnología. “Se reconoce el trabajo del TSE en la transmisión y procesamiento de resultados y en la efectividad del sistema tecnológico implementado para esta labor. El sistema de tecnología en mesa, en general, mostró un buen desempeño”, valoró la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES)[5].

Estas consideraciones reafirman la convicción de que no nos equivocamos al optar por esta nueva modalidad de escrutinio.

Solo queda conocer el modelo de voto desde el exterior que la honorable Asamblea Legislativa tome a bien desarrollar, y como TSE estaremos listos para analizar las mejores opciones tecnológicas, para hacer valer este derecho de nuestros hermanos que residen en el extranjero.

 

Quiero finalmente agradecer a la revista Mundo Electoral por este espacio otorgado a este servidor para desarrollar diferentes temáticas relacionadas con el quehacer electoral y abonar así al fortalecimiento de nuestros sistemas democráticos.

 

Luis Guillermo Wellman Carpio

Magistrado Propietario del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador 2019-2024.

Licenciado en Ciencias Jurídicas de la Universidad El Salvador.

Estudios de maestría en Derecho Internacional Público, Universidad José Matías Delgado. Postgrado en Derecho Medioambiental, Universidad Salamanca, España. Postgrado en Derecho Bancario, Universidad de Salamanca, España.

Postgrado en Derecho Administrativo, Universidad de Salamanca, España.

Diplomado en Política Social, Derechos Humanos y Género.

Cursos en Derecho Constitucional del Instituto de Estudios de Iberoamérica y Portugal, Universidad de Salamanca, España. Curso Superior de Desarrollo Nacional para extranjeros, Taiwán.

Participación en el International Visitor Leadership Program of the United State Department of State “Promotion Minority Participation in the Political Process”, Washington D.C. Estados Unidos de América.

Asesor jurídico de la Asamblea Legislativa de El Salvador del año 1987 al 2019.

Asesor jurídico de la Dirección de Seguridad de la Corte Suprema de Justicia.

 

  • Magistrado Guillermo Wellman verifica funcionamiento de tecnología utilizada para el escrutinio final de las elecciones de 2021.
  • Organismo colegiado del TSE participa en prueba de tecnología, empleada durante las elecciones de febrero de 2021.

[1]Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos, 2021. Informe Preliminar de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos en El Salvador.

[2]Unión Europea, Misión de Expertos Electorales, 2021. El Salvador 2021. Informe Final, Elecciones Legislativas, Municipales y al PARLACEN.

[3] Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Universidad Católica de Córdoba, Argentina. Autor: Caro Matías, 2021. Informe República de El Salvador Elecciones 2021.

[4]International Foundation for Electoral Systems, 2021. Informe día de Elecciones. Reseña de las Actividades del Día Electoral.

[5]Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, 2021. Informe Preliminar Elecciones de Diputaciones a la Asamblea Legislativa, Parlamento Centro Americano e Integrantes de Concejos Municipales del 28 de febrero 2021.