La adherencia a partidos políticos en un año de pandemia

//La adherencia a partidos políticos en un año de pandemia

La adherencia a partidos políticos en un año de pandemia

2022-03-21T10:07:07-05:0021 marzo, 2022|Artículo Nacional|

Pese al panorama mundial de crisis en todos los sentidos que ha impuesto la pandemia del Covid-19, en Panamá, en el único aspecto donde no ha hecho crisis, es en la inscripción de adherentes en partidos políticos. Tanto es así que el 2021, el peor año de la pandemia en las Américas, según la OPS, supera con creces las cifras de inscritos que presentan los tres años inmediatamente anteriores, y se constituye en el año de mayor adherencia a partidos políticos.

Las estadísticas muestran que estas cifras no siempre aumentan cada año. Tal es el caso del 2019, cuando el registro de inscritos (1,412.590) disminuyó 11,925 adherentes en referencia al del 2018 (1,424.515); en el 2020 aumenta en 33,647 afiliados (1,446.057), y en el 2021, año de pandemia, la cifra se dispara, con un incremento de 153,403 nuevos adherentes, para cerrar el año con un total de 1,599.460[1] panameños inscritos en partidos políticos constituidos y en formación.  (Ver gráfico N°1.)

Gráfico N°1[2] (AQUÍ GRÁFICO N°1 –  LLEVA P/F)

El año 2021 inicia con seis partidos oficialmente reconocidos y termina con ocho y un noveno en trámite para ser reconocido luego de haber completado la cifra requerida para constituirse en partido político.

Paradójicamente el incremento de la abultada cifra de adherentes que presenta el 2021 solo beneficia a uno de los partidos tradicionales y a uno de los nuevos reconocidos, ya que el resto cierra el año con mermas en sus membrecías, como veremos más adelante.

El promedio de crecimiento del Padrón Electoral (PE) para cada elección general desde 1999 (1.746,989) hasta el 2019 (2.757,823) es del 11.46% (Ver Tabla N°1). Hacer una proyección hacia el 2024, tomando como base dicho promedio de crecimiento por proceso electoral, pudiera sugerirnos el PE que tendríamos para las próximas elecciones generales, pero un cálculo más preciso nos lo ofrecerán las cifras del registro electoral en su momento, cuyo corte está calendado para el mes de enero del 2023, de acuerdo a las nuevas reformas electorales.

Tabla N°1[3] (AQUÍ TABLA N°1 – NO LLEVA P/F)

De mantenerse la tendencia de inscripción por año registrada en el 2021, el total de inscritos en partidos políticos para las elecciones generales del 2024 podría estar por encima del millón 750 mil adherentes, la afiliación partidista más alta en la historia electoral del país, que de paso enviaría al segundo lugar la que hasta ahora es la más alta, registrada en las elecciones del 2009 (56.6%). No obstante, la cantidad de inscritos para el 2024 se incrementaría aún más de la estimada en renglones anteriores, de repetirse en el 2022 la situación ocurrida en los tres primeros meses del año anterior al de las elecciones generales del 2019 y de cierre del PE, en la que la cantidad de afiliados en ese lapso de solo tres meses fue más de 100 mil nuevos adherentes, incluyendo la cantidad récord de más de 53 mil nuevos miembros que logró inscribir el PRD tan solo en un mes (abril) del 2018[4].

En el 2021, año que analizamos, la cifra más alta de inscripción por día se registró un domingo, el 22 de agosto, cuando, según nota de prensa divulgada por el TE, ese día se atendieron 8,882 videollamadas “a través del Centro de Atención al Usuario (CAU), principalmente, para trámites relacionados con los partidos políticos”. De esa cantidad, destaca la nota, 57% de las llamadas fue para inscribirse en algún partido político, lo que representa un total 5,062 nuevos adherentes afiliados en un solo día, superando la inscripción semanal de algunos meses, que no alcanzó los  tres mil nuevos afiliados. Durante el 2021, la inscripción más baja por semana fue la segunda de noviembre, que registró 1,877 nuevos adherentes. Y la más alta se registra en una combinación de los últimos cuatros días de agosto y los tres primeros de septiembre, con un total 9,604 que se inscribieron en ese lapso. En cuanto a los meses, la inscripción más alta la presente el mes de octubre con 25,946 y la más baja, el mes de febrero, con 2,779[5].

Es de notar aquí que, producto de las reformas electorales, ha habido cambios en el calendario electoral que adelantan algunas fechas de cara a la organización del torneo 2024. Entre estas, la de convocatoria y apertura del proceso electoral, que para el proceso anterior (2019) eran de un año antes de las elecciones, la convocatoria; y cuatro meses antes de las elecciones para la apertura. Con las reformas, la convocatoria será ahora con prácticamente dos años (1 de junio del 2022) de antelación a las elecciones; y la apertura del proceso para los partidos políticos se hará un año y dos meses (1 febrero del 2023) antes de la celebración de las elecciones. De igual forma, se adelantan fechas para el corte del registro electoral y suspensión de cambios de residencia, publicación del Padrón Electoral Preliminar, formalización de postulaciones y la fecha en que deben estar en firme los candidatos a puesto de elección, que ahora será en diciembre del 2023[6].

(AQUÍ ILUSTRACIÓN MANTENTE AL DÍA – LLEVA P/F)

Las estadísticas de adherentes revelan una aparente actitud contradictoria del votante panameño en materia electoral desde el punto de vista de la evaluación que hace de su democracia, que, según el Barómetro de las Américas de LAPOP 2018/19, es la más baja en la región. De acuerdo a este estudio, de una muestra de 18 países, Panamá ocupa el último lugar (26.1%) en cuanto al nivel de satisfacción con la democracia, superado con creces, paradójicamente, por Nicaragua (46.4%), enfrentado a una crisis política y social. Nicaragua se ubica como el segundo país donde la población se muestra satisfecha con la democracia, solo por debajo de Uruguay, que se sitúa en la cima de la tabla con el 59.9% de satisfacción. Llama poderosamente la atención este dato de la encuesta del Barómetro cuando el mismo informe sostiene que “la democracia electoral tiene bases más fuertes en la medida que los ciudadanos están satisfechos con el desempeño de su democracia”. Y más adelante, en cita de Linde y Eckman, señala que esta satisfacción “es un indicador del apoyo al desempeño del régimen democrático”. (Barómetro de las Américas de LAPOP 2018/19, p. 20).

También es llamativa la contradicción del panameño entre su aparente rechazo a los partidos políticos y su respaldo a la formación de nuevos partidos e inscripción en los ya existentes. Lo habitual, como nos dice Ford (s.f.), es que “la desconfianza hacia la democracia como sistema político suele ir acompañada de la desafección ciudadana hacia la política y los partidos políticos” (p. 65).

En Panamá esta afirmación choca con la realidad, cuando en pleno periodo de pandemia, dos nuevos colectivos se han constituido en partidos políticos oficialmente reconocidos por el Tribunal Electoral y un tercero ya ha completado la cifra requerida para tal fin. En tanto, los nuevos adherentes crecen mes a mes, como lo demuestran las estadísticas de la Dirección de Organización Electoral (DNOE) del TE.

Tampoco podemos pecar de ingenuos y creer que todas estas inscripciones se hacen por convicción, cuando hay denuncias en los medios de comunicación sobre situaciones en que se obliga a funcionarios o a copartidarios a llevar a familiares en las jornadas de inscripción; incluso, hasta querella judicial ha sido presentada ante la Corte Suprema de Justicia contra un presidente de partido político en la que se le denuncia, según el querellante, por obligar a funcionarios públicos a inscribirse en su partido[7].

No es ningún secreto que en Panamá la mayoría de los partidos políticos carecen de sustancia programática y más aún, ideológica; de allí que es razonable pensar que cuando alguien se inscribe en uno de estos colectivos no lo hace por principios ideológicos ni convencido de su plataforma de trabajo y mucho menos con intenciones de militancia permanente. Los partidos políticos, apunta el Dr. Jorge Rivera Staff,[8] “se diseñan o evolucionan hacia organizaciones estructuradas verticalmente, cuyo fin principal (y casi único) es la búsqueda de votos entre la ciudadanía, lo que ha devenido en llamarse electoralismo”. Según datos de estudios de opinión, las razones para inscribirse en un partido político son en mayor porcentaje para buscar beneficios personales u obtener un empleo. No obstante, es preciso aquí destacar la falta de estudios científicos en este campo que brinden mayores criterios sobre la adherencia del electorado panameño en partidos políticos.

Producto de la pandemia y tras su agudización en Panamá, la inscripción en partidos políticos fue, de alguna manera, de forma irregular, debido al cierre temporal de algunas de las oficinas y de los horarios también temporales que se tuvieron que asumir en el TE en el 2020. Una vez normalizados los servicios, dos nuevos colectivos son reconocidos oficialmente como partidos políticos, un tercero se encuentra en trámites de hacerlo y dos más[9] luchan  por alcanzar los 39 mil 296 inscritos, que se requieren para la conformación de un partido político, según la ley electoral en Panamá.

Cabe mencionar que el Tribunal Electoral (TE) ha puesto a disposición sistemas digitales con tecnología de punta, como la página web www.tribunalcontigo.com, con el propósito de que el usuario puede realizar su trámite de inscripción desde donde se encuentre, de manera sencilla, confiable y segura, lo que facilita la adhesión a los partidos políticos.

La ley electoral panameña señala que las inscripciones en los partidos políticos se pueden hacer en las oficinas distritoriales de la Dirección Nacional de Organización Electoral  o fuera de estas, cuando así lo solicite el partido y que sea autorizado por la Dirección Nacional de Organización Electoral, “siempre en presencia de registradores del Tribunal Electoral, para garantizar la autenticidad del registro”. (Código Electoral, 2017. Art. 74).

Las inscripciones, dice la norma, se efectuarán a través de los procedimientos establecidos por el Tribunal Electoral, ya sea por libros estacionarios, móviles o por medios electrónicos aprobados por el TE; y para inscribirse, el ciudadano, en pleno goce de sus derechos, deberá apersonarse ante un registrador electoral y manifestarle verbalmente su deseo de inscribirse en el partido de su preferencia, para lo cual deberá presentar su cédula de identidad personal y declarar, bajo la gravedad del juramento, los detalles que exige el Código para este propósito, como lo son: nombre completo, número de cédula, sexo, lugar de residencia, hora y fecha de la inscripción y su firma o huella digital.

“Todo ciudadano es libre de inscribirse en cualquier partido en formación o legalmente reconocido” (Código Electoral, 2017. Art. 82), y también podrá renunciar en cualquier momento de forma expresa o tácita, entendiéndose la primera cuando así lo expresa el ciudadano, independientemente de si se inscribe o no en otro partido; y la segunda, cuando se inscriba en otro partido constituido o en formación sin haber renunciado previamente al que estaba inscrito.

El presente trabajo recoge las cifras de inscripción correspondiente solo al año 2021 en el que los efectos de la pandemia y medidas temporales de bioseguridad, producto de la misma, aún se mantenían en mayor o menor grado, específicamente ante la amenaza de una tercera ola de contagios y variantes de cepas del coronavirus de mucha mayor capacidad de transmisibilidad.

Gráfico N°2[10] (AQUÍ GRÁFICO N°2 –  LLEVA P/F)

De acuerdo a los informes semanales de la DNOE, en el primer semestre del año, el promedio mensual de nuevos inscritos ascendía a 9,392 (Ver Gráfico N°.2); en tanto que en el segundo semestre, el promedio se duplica al rebasar los 18 mil adherentes por mes (excepto septiembre por las razones que explica el p/f). Durante los tres primeros meses del año la cifra de inscripción mensual no llegaba a los 10 mil. En mayo la cifra se eleva a más de 20 mil y a partir de dicho mes se mantiene cercano a ese nivel con el mes de octubre, que presenta la mayor inscripción en un mes (25,946) de todo el año.

Pero es importante lo que ocurre en este periodo dado que estamos en la víspera de un año preelectoral, de cara a las elecciones generales del 2024.

Para el proceso electoral de mayo del 2019, el Padrón Electoral era de 2 millones 757mil 823 electorales, de los cuales el 51.65 por ciento, es decir un millón 424 mil 515, estaban afiliados a partidos políticos[11]. A finales del 2021 la cifra de adherentes a partidos políticos asciende. No obstante, es preciso aclarar que dicho aumento no favorece a la totalidad de los ocho colectivos políticos que a la fecha de este escrito estaban oficialmente reconocidos por el TE para entrar en la arena del torneo electoral 2024.

¿Qué tienen de importancia estas cifras a poco más de dos años de las elecciones generales? En primer lugar, dibujan el panorama hacia posibles alianzas partidarias que puedan darse en el escenario político; y en segunda instancia, permiten hacer una métrica de la fuerza real de estos colectivos ante la amenaza que enfrentan producto de las divisiones y luchas internas que atraviesan y tiende a debilitarlos.

Es harto conocido en el país que el partido o alianza en el gobierno por lo general siempre incrementa sus cifras de adherentes durante el periodo que administra el poder, lo que no necesariamente lo hace más fuerte porque la inscripción de nuevos afiliados no viene casada con lealtad partidaria. Y de eso vimos un claro ejemplo en las elecciones del 2019, cuando el partido en el poder, en ese momento, llegó a dicha contienda con una membrecía de más de 360 mil adherentes, pero solo pudo lograr el voto de 174 mil 113 electores, poco menos de la mitad de sus afiliados.

Un partido en gobierno puede incrementar su membrecía, pero a su vez se debilita si su gestión no goza del beneplácito de la población. De lo segundo depende la fuerza con que se presente al próximo torneo electoral y de qué colectivos quieran hacer alianza con él. En palabras muy panameñas, si “huele a mirto”[12] (frase muy popular en Las Tablas, provincia de Los Santos), ya no es rentable ningún tipo de alianza con ese partido político.

Mientras que en algunos países de América Latina el sistema de partidos políticos parece debilitarse (véanse los casos de las elecciones en Perú y México), en Panamá esta institución aún se mantiene como pilar de la democracia, a pesar de las denuncias de corrupción, falta de transparencia y de representatividad que se les endosa.

Así las cosas, veamos el comportamiento del electorado en cuanto a la adhesión partidaria en tiempos de pandemia.

El año 2021 inicia con una cifra al cierre del mes de enero de 1.449.236 inscritos en los seis partidos oficialmente conformados en ese momento[13] y los cuatro que a esa fecha estaban en proceso de conformación, dos de los cuales ya habían completado la cifra de adherentes, a la espera solo del proceso del reconocimiento oficial. Dicha cifra representaba ya un incremento en las estadísticas de 3,179 nuevos electores inscritos en partidos políticos, con respecto al cierre del mes de diciembre del 2020.

Podría entenderse que a medida que crece el PE, es normal que aumente la cifra de los que se inscriben en algún colectivo político, y el fundamento de este supuesto quizá lo encontremos en la perspectiva del rango de edad de los nuevos inscritos, si la mayoría se ubicara en los votantes por primera vez.

Veamos qué dicen las estadísticas. Tomamos como muestra el acumulado hasta el 30 de junio del 2021. Del total de 180,578[14] nuevos inscritos en partidos políticos, 50 mil 950 figuran en el rango de edad de 18 a 25 años, grupo que incluye a votantes por primera vez. Dicho total representa el 28.2%,  y es el mayor porcentaje en comparación por segmento con el resto de los grupos de edad. (Ver Tabla N°.2)

Tabla N°. 2[15] (AQUÍ TABLA N°2  –  NO LLEVA P/F)

Sin embargo, de la lectura de la tabla anterior podemos extraer que la inscripción de nuevos adherentes en partidos políticos no proviene solo del sector de los jóvenes, sino que encontramos, incluso y aunque en menor grado, a población perteneciente al segmento de adultos mayores (poco más del 10%).

También es de anotar que el segundo segmento con mayor población de inscritos (20.5%) se ubica en el rango de 31 a 40 años. Si asumimos que el PE crece a medida que la población en edad de votar aumenta y lo comparamos con la información que nos proporciona la Tabla N° 2, podemos concluir que el aumento en la cifra de nuevos adherentes  en partidos políticos no va en proporción directa con al aumento del PE. Más del 71% son electores que ya han votado más de una vez, por lo que no se les puede considerar como nuevos integrantes del PE.

Lo que sí confirman las estadísticas es que en los siete partidos oficialmente reconocidos[16], la mayor cantidad de nuevos adherentes se ubica en el rango de los 18 a 25 años, incluso en los partidos en formación, salvo en el Frente Amplio por la Democracia (FAD), donde el mayor rango de inscritos oscila entre los 31 a 50 años y después el del segmento de los jóvenes.

Los tres partidos con la mayor cantidad de jóvenes inscritos en el rango de 18 – 25[17] son, en su orden:

  1. Partido Revolucionario Democrático: 13,274
  2. Realizando Metas:   8,658
  3. Cambio Democrático             7,504

Es de resaltar que el Movimiento Otro Camino (todavía en formación a la fecha de estas estadísticas) superaba el número de jóvenes en ese rango de edad inscritos (6,754), con respecto a los partidos con mayor trayectoria y formalmente reconocidos: el tercero más grande del país, Partido Panameñista (6,440) y Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (6,046).

Hecho este análisis sobre el rango de edad de los nuevos adherentes en partidos políticos, pasamos a revisar cómo ha sido la inscripción por partido durante el año 2021.

Tabla N°3[18]  (AQUÍ TABLA N°3   –  LLEVA P/F)

Tal como muestra la Tabla N°3, hubo partidos que tuvieron altas y bajas a lo largo del año, pero la mayoría terminó con menos adherentes de los que tenía a inicios de año, a excepción del PRD y Realizando Metas; este último que no muestra descenso alguno en su membrecía desde que fue reconocido oficialmente como partido político (salvo la que registró, casi imperceptible [12 adherentes], la última semana del mes de diciembre con respecto a la semana anterior). Por su parte, el Partido Popular no logró nuevos adherentes durante todo el año, al igual que PAIS, el cual, una vez reconocido como partido político, sufre mermas sostenidas en su membrecía hasta el cierre del año.

Cabe anotar que el Partido Revolucionario Democrático (PRD) se mantiene como el colectivo político más grande en el país, y al final del 2021 registraba una adherencia partidaria de 700,381 miembros. Aun cuando es el mayoritario, este partido presenta, en los últimos cuatro periodos analizados (2004, 2009, 2014, 2019), unas estadísticas de altas y bajas en cuanto a su membrecía, en las que incluso, llegó a ser superado en varias ocasiones por el partico Cambio Democrático durante los años del 2012 al 2014. La historia de los 600 mil afiliados en este partido no es nueva ni se ha mantenido constante.

A partir de mayo del 2008, el PRD logra alcanzar y supera el umbral de los 600 mil adherentes, al registrar en ese mes 665 mil 854 afiliados. Luego, en agosto del mismo año, asciende a 677 mil 405 su membrecía, hasta ese momento la más alta en su historia, y cierra diciembre con 663 mil 249 inscritos. Mantiene su umbral sobre los 600 mil adherentes hasta septiembre del 2009 y lo pierde en octubre del mismo año, cuando desciende a 597 mil 098 su afiliación partidaria.

En marzo del 2011 cae al umbral de los 400 mil adherentes y en noviembre del 2012 vuelve al de los 500 mil y lo mantiene hasta el 2013, pero en febrero vuelve a bajar a los 400 mil y se mantiene allí hasta febrero del 2018, cuando sube nuevamente al umbral  de los 500 mil, con el cual se presenta a las elecciones del 2019 (506 mil 920 adherentes).

En enero del 2020, y ya en gobierno, alcanza por segunda vez en su historia el umbral de los 600 mil adherentes al lograr 601,604 inscritos. En noviembre de ese mismo año vuelve a bajar a menos de 600 mil cuando registra 599,406 adherentes, pero en diciembre, también del 2020, se posiciona nuevamente sobre los 600 mil con una cifra de 600,676 miembros, para seguir en una escala ascendente a partir de esa fecha durante todo el año del 2021, hasta alcanzar por primera vez el umbral de los 700 mil adherentes, que lo constituye en el único partido en la historia electoral del país en lograr tal cantidad de panameños inscritos en un partido.

En cuanto al Partido Panameñista, en referencia a la cifra alcanzada en el 2021, es de anotar que muestra una franca recuperación en lo que al historial de su membrecía se refiere y se aproxima a lo que fue su mejor época a finales de su periodo en gobierno. Este partido alcanza en marzo del 2003 el umbral de los 200 mil adherentes al registrar en ese mes 203 mil 499 afiliados, pero lo pierde al cabo de tres meses, cuando en julio de ese mismo año desciende a 198,225 su membrecía. Cuatro años después, en mayo del 2007, recupera nuevamente el umbral de los 200 mil adherentes al registrar la suma de 200 mil 548 miembros, pero al mes siguiente vuelve a perderlo y no lo recupera sino hasta diciembre de ese año. Ese umbral lo mantiene hasta el año 2011 cuando ya en gobierno con el CD, asciende en el mes de abril y por primera vez, a los 300 mil adherentes al lograr una cifra de inscritos de 316 mil 498. Se mantiene sobre el umbral de los 300 mil hasta que lo pierde en noviembre de ese año al bajar a 297 mil 621 adherentes. Para el mes de agosto del 2016, y ahora en gobierno, recupera nuevamente el umbral de los 300 mil al registrar en ese mes una membrecía de 330 mil 711copartidarios.  Sobre ese umbral y con una cartera de 361 mil 664 afiliado, se presenta a las elecciones de mayo del 2019. Tras perder esas elecciones, se mantiene sobre los 300 mil, hasta que inicia su descenso en el año 2020, cuando en agosto presenta un caudal 299 mil 126 adherentes y de allí sigue su retroceso con algunas variantes en el 2021 hasta su nivel más bajo, que muestra el mes de diciembre (266 mil 285 inscritos), con lo que cierra el año con 15,812 adherentes menos de los que tenía en enero.

Gráfico N°.3[19]  (AQUÍ GRÁFICO N°3 – LLEVA P/F)

Un análisis de las cuatro elecciones del 2004 al 2019, tomando en cuenta que el cierre del Padrón Electoral se da un año antes de las elecciones generales, nos indica que, según las estadísticas que muestra el Tribunal Electoral en su página web sobre la cantidad de adherentes en partidos políticos para cada uno de estos actos electorales, los partidos cabezas de alianzas siempre han obtenido menos votos de los que registra su membrecía en los torneos siguientes a los periodos en que han administrado el gobierno; a excepción de Cambio Democrático, que en cada uno de estos cuatro procesos en los que ha sido cabeza de alianza, ha logrado reiteradamente más votos de lo que representa su membrecía. No obstante, en la siguiente elección (2014), que su alianza pierde luego de haber estado al frente del gobierno (2009-2014), el porcentaje de mayor cantidad de votos con relación a su membrecía fue el más bajo de los anteriores. Esto parece confirmar el argumento expresado en páginas anteriores sobre la rentabilidad o no de hacer alianzas con un partido en el poder cuya gestión no haya sido del beneplácito de la población.

Otro dato interesante es que en las elecciones del 2004, los partidos que fueron en alianza con el Partido Arnulfista, que gobernó el periodo anterior (1999-2004), sacaron menos votos de los que mostraban sus membrecías. Similar situación se repite en las elecciones del 2009, cuando los partidos que fueron en alianza con el PRD, que gobernó el periodo anterior (2004-2009), obtuvieron menos votos de los que tenían inscritos como adherentes. En el 2014 también se repite el fenómeno, CD, que gobernó en alianza con MOLIRENA en el periodo 2009-2014, disminuye su caudal de votos y el MOLIRENA no alcanza siquiera lo que representaba la suma de sus adherentes.

Es de observar también que el Partido Popular, a excepción del periodo citado en el párrafo anterior en que fue en alianza con el PRD, siempre ha rebasado  la cantidad de votos en las urnas con respecto a lo que es su membrecía; a diferencia de lo que muestra el MOLIRENA, que la única vez que rebasó su membrecía fue en las elecciones del 2009, cuando hizo alianza con Cambio Democrático. En todas las anteriores, nunca ha logrado equiparar sus votos en las urnas con respecto a la cantidad de sus miembros inscritos, ni siquiera en las del 2019 cuando asciende al poder de la mano del PRD, en las que apenas obtuvo poco más de la mitad de sus adherentes.

Tabla N°4[20] (AQUÍ TABLA N°4    – LLEVA P/F)

Para concluir con el análisis de la adherencia a partidos políticos durante el año de pandemia, observamos que al cierre del 2021 el promedio mensual de inscripción por partido fue de la siguiente forma: el PRD cerró con un promedio positivo de 8,309; CD, con promedio negativo[21] de -840; Partido Panameñista, -1,402; MOLIRENA 137 (cierra en positivo por lo que se explica en la Tabla N° 4); Alianza, -193; Partido Popular, -274 (aunque no registró nuevos adherentes en todo el año, la cantidad de los que se desafiliaron por mes es menor a la del resto de los partidos); RM, con promedio positivo de 7,710 y Pais, con saldo negativo de -675, como promedio mensual.

 

A modo de reflexión

Un partido político se define como una entidad de interés público y medio de expresión de la voluntad popular, con objetivos muy claramente definidos dentro de un sistema democrático. Y de sus objetivos más nobles se desprende que están llamados a canalizar los intereses y demandas de la población, para que sean considerados en la toma de decisiones y  políticas públicas a desarrollar en los programas de gobierno.

De cumplir este solo principio, estarían los partidos políticos promoviendo realmente la participación del pueblo en la vida democrática, contribuyendo de esta forma a reforzar el sistema democrático y hacerlo más justo y equitativo.

Cuando el 11 de marzo del 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara a la COVID-19 como pandemia, el virus se encontraba ya presente en los cinco continentes, dejando a su paso una secuela de luto y dolor sin respetar credo, raza, posición social, económica o política. Sería lógico preguntarse si ¿podría alguien interesarse en afiliarse a un partido político dentro de este panorama, en un año en que el virus atacó con mayor virulencia a la región? En cuanto a Panamá, la respuesta la tenemos en las estadísticas. Quizá sería interesante hacer un análisis comparado sobre cómo se comportó la inscripción de adherentes en partidos políticos en los países vecinos de la región durante el tiempo de pandemia.

Lo cierto es que el virus que dejó al desnudo las falencias del sistema sanitario en muchos países y que puso en jaque sus economías; que cambió la vida de muchas personas y que obligó a otros tantos a reinventarse, parece no haber hecho mella en la idiosincrasia del electorado panameño.

 

Referencias

Código Electoral. (2017). Tribunal Electoral de Panamá.

Ford, E. & Weck, W. (Editores). (s.f.). Internet y Pandemia en las Américas primera crisis sanitaria en la era digital. Konrad Adenauer Stiftung. Imprenta Boski.

Rivera, J. Staff. (2016). El carácter permanente de los partidos políticos como pilar de la democracia y el desarrollo. Revista Mundo Electoral (N°.25), 12-20.

Zechmeister, Elizabeth J. y Noam Lupu (Eds.). 2019. El pulso de la democracia.

Nashville, TN: LAPOP.

https://www.vanderbilt.edu/lapop/ab2018/2018-19_AmericasBarometer_Regional_Report_Spanish_W_03.27.20.pdf

 

 

Pie de los gráficos

 

  • P/F Gráfico N°1

El año 2021 representa el de mayor adhesión partidaria, y se encamina a ser un año récord de inscripción.

  • P/F (Mantente al día)

Inscripción de adherentes en partidos políticos el domingo 22 de agosto, a través  del Centro de Atención al Usuarios (CAU) del TE, la mayor del año en un solo día.

  • P/F Gráfico N°2

A las cifras de abril y septiembre se les ha restado las dos disminuciones que se dieron en las semanas del 23 (4,688) y del 24 (7,434) de dichos meses, y que son las únicas bajas del registro que se dieron durante todo el año. Al mes de diciembre se le restan los adherentes (11,668) que mantenía el partido en formación Unión Nacional Independiente (UNI) al momento del archivo, por parte del TE,  de su solicitud de partido en formación y la anulación de sus inscripciones. Igualmente, el mes de diciembre presenta la cifra actualizada del partido en formación Movimiento Otro Camino, que registra una disminución (3,258) de la cantidad con que cerró en libros (46,615). 

  • P/F Tabla N°3

En verde, los incremento de membrecía y en color terracota, las diminuciones. Prácticamente, los mismos partidos que iniciaron el año 2021 con menos adherentes de los que tenían en diciembre del 2020, terminaron el año a la baja en sus membrecías.

  • P/F Gráfico N°3

Así se repartían los partidos políticos el pastel de adherentes al final del año.

  • P/F Tabla N°4

Al finalizar el año 2021, cinco partidos terminaron con sus números en rojo con respecto al final del 2020, y solo tres cerraron el año en positivo. El MOLIRENA, aunque terminó el 2021 con menos membrecía de la que tenía al inicio del año, registró un aumento con respecto a diciembre del 2020, de allí su número en positivo.

 

 

Jorge Bravo

Asesor del Instituto de Estudios Democráticos INED del Tribunal Electoral de Panamá y Editor nacional de la Revista Mundo Electoral.

Se ha desempeñado en los medios de prensa escrita, de televisión y radio. Coordinador y presentador de noticias de radio y televisión. Desde 1990 se ha desempeñado en la administración pública a cargo de la oficina de prensa de la Presidencia de la República. Escritor de artículos para periódicos y revistas.

[1] Según último informe de la DTICs. actualizado del 30 de diciembre de 2021.

[2] Elaborado por el autor con cifras del sitio web del TE.

[3] Elaborado por el autor con cifras del sitio web del TE.

[4] De acuerdo a las estadísticas de “Personas inscritas en partidos políticos en el 2018” del portal web del TE, el PRD en marzo tenía 506,920 adherentes y para el mes de abril la cifra ascendió a 560,505.

[5] No se toma en cuenta el mes de diciembre que muestra el Gráfico N°2, porque en ese mes se descuentan los inscritos en UNI (11,668), cuya solicitud de partido en formación fue anulada mediante resolución del TE.

[6] Para las elecciones generales del 2019, el último día para la presentación de postulaciones relacionadas con el Artículo 304 del Código Electoral vigente para ese proceso, fue el 5 de febrero del mismo año de las elecciones.

[7] Noticia del diario El Siglo, Hostigan para que se inscriba a un partido político, edición del 11 e agosto de 2021, suscrita por  Emilia Zeballos.

[8] Rivera Staff, Jorge (2016). El carácter permanente de los partidos políticos como pilar de la democracia y el desarrollo. Revista Mundo Electoral N°.25, p.13.

[9] El Tribunal Electoral, mediante Resolución 36 de 12 de noviembre de 2021, ordena de oficio el cierre de los libros y la anulación de las inscripciones, y cancela y ordena el archivo de la solicitud de uno de los partidos en formación: Unión Nacional Independiente (UNI).

[10] Elaborado por el autor con cifras del informe semanal de inscritos, emitido por la DNOE.

[11] Sitio web del TE, Inscritos en partidos políticos 2014-2021.

[12] La planta de mirto es muy utilizada por su aroma en las honras fúnebres que acostumbran hacerse en el interior del país.

[13] El Partido Realizando Metas aún no se encontraba oficialmente reconocido.

[14] Cifra según cuadro estadístico proporcionado por la Dirección de Organización Electoral del TE.

[15] Tabla elaborada por el autor con referencia a cuadro estadístico proporcionado por la Dirección de Organización Electoral.

[16] Para el mes de junio ya se encontraba oficialmente reconocido, mediante Resolución del mes de abril, el partido Realizando Metas.

[17] Siempre tomando en cuenta que el análisis es con respecto al año 2021 y con los inscritos hasta el 30 de junio, de acuerdo a cifras proporcionadas por la Dirección Nacional de Organización Electoral del TE.

[18] Elaborado por el autor. El orden de los partidos es de acuerdo a su tamaño, según su membrecía y no por fecha de fundación. Fuente: Sitio web del TE y cifras del informe semanal de la DNOE y la DTIC´S.

[19] Elaborado por el autor con cifras del informe semanal de la DNOE.

[20] Elaborado por el autor con cifras de los informes semanales de la DNOE y del sitio web del TE.

[21] Diferencia entre los que se afiliaron y los que se desafiliaron durante todo el año.