Historia y evolución de la cédula de identidad panameña

//Historia y evolución de la cédula de identidad panameña

Historia y evolución de la cédula de identidad panameña

2021-11-24T10:09:51-05:0024 noviembre, 2021|Artículo Nacional|

 

Historia y evolución de la cédula de identidad panameña

La República de Panamá, a lo largo de sus118 años de vida republicana, ha tenido seis diseños diferentes de documento de identidad, que describiremos en este artículo para conocimiento de la ciudadanía en general.

Primer modelo de identificación

La evolución del documento de identidad personal se inicia durante el primer periodo del presidente Belisario Porras, (de 1912 al 1916).  El   22 de agosto de 1916, luego de trece años de que los residentes de la República de Panamá no contaran con un documento que los identificara, el presidente promovió la Ley n.°1 que implementó la primera identificación panameña de este país.

El primer documento de identidad del panameño era una hoja de papel bond, tamaño 8½ x 11, que llevaba una fotografía al inicio de la página y la información (generales) del ciudadano a continuación.   Fue la primera identificación que se utilizó con el único propósito de ejercer el sufragio. En ese entonces era expedida por los Tribunales Municipales de la residencia del ciudadano, y era válido para una sola elección presidencial.

Años más tarde, por la Ley 46 del 24 de marzo de 1919, se permite que dicho documento tuviese validez por ocho (8) años. Además, el fin o propósito más valioso era utilizarla en más de una elección. Sin embargo, en 1925 (seis años después) vuelve al formato de uso original de 1916, con validez para una sola elección.

Primer modelo del documento de identidad del ciudadano panameño, de 1916 a 1933.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

En 1934, durante la presidencia del Dr. Harmodio Arias Madrid, se sanciona la Ley N° 28 de 27 de noviembre de 1934 que permite que el documento recupere su carácter de permanencia.

 

Segundo modelo de identificación

El 1 de julio de 1941, mediante la Ley 83, el documento de identificación del panameño cambió de apariencia; se trataba de un librito y se dispuso entonces la emisión de la llamada Cédula de librito, correspondiéndole a la entidad conocida como el Registro Civil, la magna función de emitirle a cada ciudadano panameño su documento de identidad personal.

La Ley 83 del 1 de julio de 1941 tuvo un impacto significativo, ya que cambió radicalmente el diseño del documento; cuya cubierta exterior era de color rojo y dentro llevaba las generales, huella y fotografía de su portador.

Segundo modelo del documento de identidad del ciudadano panameño, de 1941 a 1955.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

Tercer modelo de identificación

En 1956 se creó el Tribunal Electoral, entidad a la que entre sus funciones se le asigna el proceso de cedulación en Panamá.

Pero fue en1958 cuando la tarjeta de identificación se convierte en un documento gratuito y de obligatorio porte y uso, por lo que se da la orden a todos los habitantes (tanto los panameños como extranjeros residentes) de llevarla consigo siempre o serían sancionados por la autoridad de policía.

Además, se toman las huellas dactilares y la tarjeta de identidad cambia su imagen al formato conocido.

Desde 1957 está disponible la edición de la nueva tarjeta de identificación en Panamá, conocida como tarjeta en blanco y negro que se imprimió en una lámina de plástico rígido, que presentaba en su parte anterior, el escudo de armas de la República en alto relieve.

Tercer modelo del documento de identidad del ciudadano panameño y residente extranjero, de 1957 a 1973.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

El diseño de la tarjeta de identidad en blanco y negro tardó 16 años (1957 a 1973) en cambiarse por la tarjeta de color, conocida como Polaroid.

 

Cuarto modelo de identificación

El 8 de octubre de 1973 se adoptó la Ley n.°108, para regular la Dirección de Cedulación, mediante la cual se promulgaron las disposiciones que modificaron el diseño existente de la cédula en la República de Panamá hasta ese momento.

El 4 de febrero de 1978, se promulgó la Ley n.°4, con la cual se ordenó al Tribunal Electoral de Panamá la gran responsabilidad de diseñar el nuevo documento de identidad personal.

Cuarto modelo del documento de identidad del ciudadano panameño y residente extranjero, 1974 a 1999.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electora.

 

Quinto modelo de identificación

En 1995, el diseño de la tarjeta de color sufre una serie de cambios muy importantes, como la introducción de un holograma del escudo nacional, la huella digital y la ubicación del sitio de la bandera en la parte superior de la tarjeta.

 

Quinto modelo del documento de identidad del ciudadano panameño y residente extranjero, 1974 a 1998.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

Sexto modelo de identificación

Cuatro años más tarde, en 1999, con motivo de la reversión del Canal de Panamá a manos panameñas, se emitió un nuevo documento de identidad con la imagen de la vía interoceánica, conocida como la cédula del canal,  que se distingue por su digitalización de la vista de una de las esclusas del canal de Panamá en el documento, que es considerado un paso trascendental en materia de identificación, ya que permitió un dominio efectivo de información a través del código de barras bidimensional o PDF 0417.

Sexto modelo del documento de identidad del ciudadano panameño y residente extranjero, 1999 a la fecha.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

Esta cédula tuvo un paso efímero en la vida del panameño, solo un año de vida, y hubo que reimprimir, bajo un nuevo formato, el documento de todos los panameños como se demuestra en la imagen siguiente.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

En 2003, cuatro años más tarde, tuvieron que pasar para ser modificados nuevamente, buscando estándares más altos de modernización y seguridad y se emite una nueva versión de la tarjeta digitalizada. Este modelo presenta la imagen de la bandera nacional como fondo, en la que aparece el emblema conmemorativo de la celebración del centenario, así como la información correspondiente a la identificación del portador ciudadano.

En 2010 se le incorpora una serie de mejoras a la tarjeta de identidad personal, buscando fortalecer las medidas de seguridad. Mantiene la misma imagen, está hecha de un material plástico flexible que lo hace más confiable, seguro y duradero.

      

Cuenta con estrictas medidas de seguridad, que incluyen un sistema de adhesión que evita que se deslaminen y un holograma con diseño variable y ultravioleta.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

En 1999, el Tribunal Electoral de la República de Panamá, que está a cargo de las direcciones nacionales de Registro Civil, Cedulación y Organización Electoral, inició su ingreso al mundo de la biometría y las cédulas biométricas, al comprar su primera identificación automática de huellas dactilares (AFIS), que serviría a 10 oficinas en todo el país y se estimó un millón cien mil usuarios.

En 2008 se adquirió el primer motor biométrico o sistema de identificación biométrica automática (ABIS), que se inició en 14 oficinas y un millón quinientos mil usuarios; y terminó sirviendo a 64 oficinas y tres veces la cantidad estimada de usuarios, debido a que mantenía los datos biométricos de nacionales de edad legal, extranjeros residentes legales en Panamá y fallecidos.

Luego, en el 2015, se inició la cedulación juvenil, incluida también en el motor biométrico con los archivos biométricos de cuatro millones de personas.

Sobre la base del desarrollo tecnológico y la visión de futuro del Tribunal, en 2016 se decidió dar un paso adelante y continuar con una solución que cumpliera con los requisitos y necesidades actuales del Tribunal Electoral, lo que permitió a la institución pasar a un sistema ABIS más robusto.

Se realizó un cambio en la fábrica de cédulas y, con esto, la compra de un nuevo motor biométrico con mayor capacidad para reemplazar el que estaba en uso. La licitación fue ganada por el consorcio CEP que, a través de su socio estratégico, El Corte Inglés de España, instaló el nuevo motor biométrico Innovatrics.

La Dirección Nacional de Cedulación, con el apoyo del Departamento de Tecnología y Comunicaciones de la Dirección Nacional de Tecnología y Comunicaciones (DTIC) del Tribunal Electoral, ha desarrollado un nuevo sistema llamado Bioced, más amigable y abierto, que comenzó a trabajar con el motor Innovatrics y reemplazó el sistema cerrado que se utilizaba.

Desde el 9 de febrero de 2017 se comenzó a expedir un documento con nuevas medidas de seguridad,  que incluyen un holograma de fondo que cubre parte del rostro de la persona, un nuevo material más resistente llamado teslin y un laminado para evitar cualquier tipo de alteración,  más otras medidas de seguridad de fondo; y    en su parte posterior se le incluyó un código QR con la información pública de la  cédula y disminuyó el tamaño del pdf 0417 que contiene información restringida del usuario. Esta información  se mantiene encriptada, y  las llaves   para la lectura de esta información están solo en manos del Tribunal Electoral.

Fuente: Archivos gráficos del Tribunal Electoral.

 

Los servicios que ofrece el Tribunal Electoral a cualquier institución gubernamental consisten en servicios civiles, y también ofrece valiosa información para instituciones bancarias con las que interactúa diariamente, consideradas esenciales en el servicioque se ofrece a la comunidad y que se ha alcanzado y mejorado gracias a la solución del nuevo motor biométrico de Innovatrics.

Hasta el momento, con el sistema ABIS se ha logrado dominar cinco aspectos para beneficio de los usuarios:

  1. Mejora de los métodos de identificación. Mejores resultados de identificación, que resulta más fácil y precisa.
  2. Servicio confiable ininterrumpido. Debido a su fuerte configuración de clúster, el servicio continuo se ha ofrecido desde el despliegue. No solo dentro del Tribunal, sino también a todas las demás instituciones y corporaciones privadas que consultan 24x7x365 (aduanas, bancos, hospitales, policía).
  3. Dependencia optimizada de recursos. Se pasa de un conjunto de servidores bastante complejo a un clúster reducido que ofrece una identificación más rápida cuando se trata de operaciones, y una administración y mantenimiento más sencillos para la Dirección deTecnología de la Información y Comunicaciones.
  4. Identificación de múltiples marcas. No es necesario estar vinculados con algunos periféricos, o solo con este o ese escáner, o esta o aquella cámara. Este fue uno de los requisitos principales al adquirir ABIS de Innovatrics. Una institución pública como el Tribunal Electoral debe abogar por la apertura e independencia de marcas y proveedores.
  5. Compatibilidad con el sistema operativo principal y la base de datos. Como en el punto anterior, no se puede estar condicionado por opciones reducidas. Se puede decidir cambiar o terminar con cualquier sistema operativo o marca, sin que signifique un cambio de ABIS.

Siempre se confrontaron grandes problemas con el control de la identificación indígena, debido a que  la relación entre nuestra población indígena y la población en general es una de las más altas de América (12.5%),  ya que muchos de ellos no se registran cuando nacen, sino hasta cuando son adultos; pudiendo tener   varios números de tarjeta de identificación en la misma persona, por las facilidades de inscripción que les permitía registro civil; pero ahora, con gran satisfacción, es fácil detectar si la persona tiene más de una inscripción de nacimiento.

Panamá siempre ha estado entre los principales países que reciben inmigrantes de América Latina y de otras regiones del mundo. La inmigración es una actividad social que promueve la suplantación de identidad (principalmente de personas fallecidas o por el uso de información robada).

El ABIS de Innovatrics ha estado ayudando a detectar identidades falsas; por lo que en la Dirección Nacional de Cedulación se ha creado el    Departamento de Investigación de la Identificación Ciudadana, que lleva todo tipo de investigación de las irregularidades detectadas por el motor biométrico, para que mediante un procedimiento administrativo y cumpliendo con el debido proceso, se suspenda o cancele el documento falso  de identidad para que no pueda ser usado.

Otro gran problema por el que se ha atravesado es la trazabilidad de la identificación de cada persona desde su primera infancia, cuyas causas se pasa a enumerar:

  1. Al principio, ningún niño menor de 12 años tenía huellas dactilares capturadas. Solo se contaba con una imagen facial. No se había podido verificar la información de nuestros jóvenes ciudadanos, sino hasta la instalación de ABIS de Innovatrics, que fue cuando se pudieron utilizar las herramientas de identificación facial. La visión humana era la técnica utilizada hasta la adquisición del nuevo motor biométrico.
  2. Por lo anterior, ahora se puede confirmar la identidad de los niños que se están convirtiendo en adolescentes y hacer coincidir las huellas digitales con el registro correcto.
  3. Se ha mejorado la precisión de los emparejamientos (1: 1 o 1: N), gracias a esta solución.
  4. También, debido a que muchas personas que han dedicado sus vidas a tareas difíciles (trabajo manual), sus huellas dactilares son apenas reconocibles; por lo que se ha añadido reconocimiento facial al proceso, lo que permite al Tribunal Electoral hacer una verificación completa y segura.

Todos esos casos en los que las reglas estándares dificultan la resolución automática, ya sea que un registro pertenezca a una identidad o no, esta herramienta realmente ayuda a visualizar todos los datos biométricos, las puntuaciones porcentuales de validación correspondientes y ofrece toda la información necesaria para justificar la decisión final en cada caso para brindar resultados completamente fiables.

El uso del motor biométrico ha abierto puertas para desarrollar y establecer proyectos futuros con la banca estatal y privada; igualmente el servicio de identificación biométrica (SIB) para brindar más seguridad en transacciones y también a las empresas que requieran una validación biométrica para sus funciones.

El Tribunal Electoral ofrece servicio de información tanto al sector público como al privado; este último genera beneficios de pagos al Estado panameño. Las instituciones públicas beneficiadas con acuerdos de acceso a la información, son entre las   principales, el Instituto de Medicina Legal, el Ministerio Público, el Ministerio de Seguridad, el Órgano Judicial, el Sistema Penitenciario, la Policía Nacional y la Dirección de Investigación Judicial.

Otro proyecto en el que se trabaja es el de la identificación digital que el ciudadano llevará en su teléfono celular y el sistema de validación para realizar los procedimientos de pago desde su teléfono, dando fe de vida y validación biométrica para que tenga acceso a sus cuentas o procedimientos que requieren validación.

Se espera incluir en los próximos años el reconocimiento por iris que permita una real identificación y más segura, junto con la validación facial, que contribuirá con el acceso remoto y con futuras elecciones remotas.

 

 

GILBERTO ESTRADA DE ICAZA – Consultor Senior Internacional con más de 28 años de experiencia en las áreas de Organización Electoral, Registro Civil, Cedulación, Asesoría Legal y Justicia Penal Electoral. Su experiencia profesional incluye posiciones de liderazgo y coordinación de proyectos técnico-electorales con la Organización de los Estados Americanos (OEA), Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), la Organización de Naciones Unidas (ONU) Democracia Internacional (DI) y la Corporación Latino Barómetro,  en Centroamérica, Suramérica y el Caribe, además de haber laborado por 19 años en el Organismo Electoral  de la  República de Panamá.    Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, con maestría en Derecho Procesal y en Derecho Electoral. Es magistrado suplente del Tribunal Electoral de Panamá y director nacional de Cedulación, docente universitario por más de 18 años a nivel de pregrado y posgrados en universidades de la República de Panamá.  Ha sido expositor sobre temas electorales y de identificación en diferentes seminarios y congresos, dentro y fuera de la República de Panamá.